Alimentar la vida es la inspiración de los productores y colaboradores de Nestlé Panamá

  • La seguridad alimentaria es prioridad para los más de 1,800 colaboradores y sus familias, y los 1,300 productores de leche de Nestlé.
  • La compañía mantiene los puestos de trabajo y las condiciones laborales de sus colaboradores.
  • Cuenta con todos los protocolos de seguridad sanitaria para los equipos de fábricas y de centro de distribución, así como el teletrabajo para sus colaboradores administrativos.
  • Nestlé reitera su compromiso y lucha para mantener la producción de sus leches y productos en sus fábricas con el apoyo del agro panameño, al que le compra el 100% del tomate industrial, y del que recibe la leche grado C.
  • Hoy se suman más de 250 nuevos ganaderos que han encontrado puertas abiertas en la compañía para vender su producto.
  • La compañía ha donado más de 1 millón de porciones al Gobierno Nacional mediante el Ministerio de Desarrollo Social, el Ministerio de Relaciones Exteriores, la Oficina de la Primera Dama y la Policía Nacional.
Back to Press releases

Abril 20 de 2020, Ciudad de Panamá. Mientras la ciudad a oscuras aún necesita ser iluminada en sus calles, al interior del país, los productores comienzan sus jornadas antes que el sol pinte de color los campos, el gallo despierte al mundo y el olor resalte los aromas de las naranjas y del pasto fresco por el rocío.

Es el caso de José Soriano que se levanta aún con el fresco de la madrugada para recoger sus vacas y comenzar el ordeño. Una tarea que realiza por tradición familiar, que lleva en su sangre y motiva su vida desde lo más profundo de su corazón. A pesar de realizar esta labor por años, hoy es diferente, con la certeza del recibo de su leche por parte de Nestlé, que le abrió sus puertas, su ánimo lo impulsa la necesidad de proveer la leche que necesitan sus compatriotas.

Allí inicia un proceso, en el que muchos valientes y comprometidos colaboradores suman en una cadena de historias para ofrecer a las familias panameñas productos que nacen en el campo del país.

“Estamos comprometidos con nuestros productores y también con mantener la operación de las fábricas. Actuamos con un estricto protocolo sanitario para minimizar los riesgos y mantener la salud de nuestra gente, mientras gestionamos el reto de contar con los insumos necesarios para atender la demanda en los próximos meses”, comenta Max Gutiérrez, gerente de Fábricas de Nestlé.

Desde el campo, ya podemos ver cómo terminan de recogerse los últimos tomates para la industria de salsas y termina así la zafra en la región de Los Santos. Hasta el último tomate industrial del país ha sido comprado ciento por ciento por Nestlé y será parte del kétchup Maggi tan valorado por los panameños. “Terminamos esta zafra en medio de la situación actual, pero con todo el compromiso de recoger hasta el último tomate sembrado. Como productores luchamos en estas siembras con el clima y la condiciones, pero siempre comprometidos a contribuir”, comenta Crispiano Arosemena, productor de tomate industrial.

Para Juan Gabriel Reyes, director y gerente general de Nestlé Centroamérica, en estas épocas complejas la compañía ratifica su propósito de mejorar la calidad de vida de las personas y contribuir a un futuro más saludable, mediante acciones como “mantener las condiciones laborales de todos sus colaboradores impulsando sus políticas de beneficios y ratificando el compromiso con el cuidado de más de 1,800 plazas generadas en el país”. Además de ratificar el compromiso de la compañía con otras inversiones en Panamá como el Hub de Compra de Las Américas, la Tesorería Regional, las oficinas para servir a Centroamérica, y que se suman a las fábricas y al centro de distribución.

Con esta convicción de cuidar a nuestra gente, con el compromiso con el país de proveer alternativas nutritivas, mantener el empleo de calidad, impulsar y apoyar al agro panameño, mantener las operaciones y producción en Panamá, entre otros, Nestlé también ha contribuido con más de 1 millón de porciones donadas de leches, cereales, salsas, sopas, entre otros productos para miles de niños, jóvenes y familias panameñas.

Otras acciones se suman como donación de productos para mascotas, puntos de café para personal de apoyo y una comunicación sobre nutrición en esta época.

Es así como Nestlé ratifica el compromiso ha demostrado a lo largo de sus 80 años de presencia en Panamá. Una historia que demuestra que el corazón de sus colaboradores y productores se pinta de azul, rojo y blanco.

Mientras la labor de José Soriano termina en el campo, comienza la de Iveth Pineda, mercaderista de Nestlé Panamá para ofrecer los más de 300 productos a la población. Una labor que une a los productores y a los colaboradores de Nestlé en una sola misión: alimentar la vida de los panameños.